Presentación de La flama y otras quejas y Ser otro

Ser otroEl Ateneo Español de México y ESN invitan
a la presentación de los libros
La flama y otras quejas
Ser otro
de Premalata Matesanz y José Antonio Matesanz
Ateneo Español de México, Sala María Zambrano.
miércoles 29 oct a las 19 horas.

 

 

La flama y otras quejas

Premalata Matesanz

Desde la negligencia de quien malforma el pestillo de un baño o quien se afana en bordar una figura que aspire a ser perfecta, hasta la tragedia de una familia completa victimada por el descuido de un ebrio irresponsable, pasando por las iniquidades de la Santa Madre Iglesia y el esquema económico neo liberal, hasta la dulce locura de un cachorro, la bonhomía de un homosexual, el refugio para los transterrados y la erótica del ferrocarril subterráneo, todo ello y más legitima a Premalata Matesanz para constituirse en poeta y presentarse nuevamente frente a todos nosotros como la voluntad de una mirada, la determinación de una voz y el candor del ser que persigue la paz interior y la dicha, a fuerza de honrar el pleno derecho a estar en pie de guerra frente a la estupidez, la iniquidad, la injusticia y el descuido, y/o a favor del detalle, la nostalgia por una pluma que cumplió su ciclo o los besos pintados y esculpidos en el aire. Cuesta trabajo discernir qué es lo que me atrae más y mejor de su manera de aprehender el mundo, si el arte de sus quejas o su manera de celebrar la vida y a los que están más cerca; pero me queda claro que, si algo he comprendido a su lado, como atento testigo del proceso, es que un verdadero poeta, ante todo, precisa tener bien claro qué es lo que quiere decir antes de escribirlo. Con toda mi admiración, celebro que ahora se reúnan en este volumen varios de sus libros más recientes, pues me conmueve no sólo lo que dicen y cómo lo dicen, sino el trabajo acucioso de la artista del telar de la palabra que nos envuelve en ellos.

Pedro Pablo Martínez

Ser otro

José Antonio Matesanz

José Antonio Matesanz, Amaradás, ya hace tiempo que danza la danza del señor danzante con la palabra y su visión poética. Primero publicó A la caza de intangibles, luego Luces de otras sombras y poemas sueltos en algunas antologías y ahora nos ofrece este volumen Ser otro, en tanto están en puerta, porque están en prensa, El señor danzante y Con una mano adelante. Quien conoce todos estos materiales reconoce que Amaradás es un poeta irremediable. Los que nos acompañaron cada miércoles saben su transitar de la anagnórisis del borrador, producto de la epifanía de la inspiración, a la necia vocación de gambusino que se empeña y se empecina en el difícil arte de corregir y aumentar, podar e injertar, para llegar a un texto definitivo o, por lo menos, publicarlo para vencer la tentación de seguirlo trabajando. Quizá no queme sus alas ni sus naves, pero las quema, para, en otra tierra, inmerso en la selva, hilar tan fino como de costumbre; en tanto, nos deja aquí eso que aparece cuando la luz choca con su cuerpo, porque no le basta con todo; mas, aunque calle, y apenas le baste lo que cante y no hay quien le quite lo bailado, nos deja un raro erotismo de extraños caminos o la implacable mística del escéptico que brinca de un recuerdo a cada convicción y que va de mirar a gritar, tocando lo que a su lado se desliza, o nos deja ir este manojo de arrogancias, porque, conocer a Amaradás alrededor de la fogata del poema, ha sido, para mí (y para todos nosotros), conocer al mejor anfitrión, junto a la mejor anfitriona, para abrigar mi empecinada orfandad desconocida.

Pedro Pablo Martínez

 

 

¡Compartir!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someonePrint this page