Presentación del libro El tiempo en los brazos

El tiempo en los brazosEdiciones Sin Nombre Invita
a la presentación de los libros
El tiempo en los brazos y Apalabrarse
de Tomás Segovia
Casa Refugio Citlaltépetl
Martes 12 de Febrero, 19:00 horas.

 

 

Celebración de Tomás Segovia

30/01/2013

A fines de 2011, el 7 de noviembre. Tomás Segovia murió. Había nacido en Valencia, España, el 21 de mayo de 1927. Tenía 84 años y una centena larga de libros publicados –poesía, cuento, novela, ensayo. Acababa de volver de un viaje por el interior de México en el cual se le brindaron homenajes en Morelia, Aguascalientes, Monterrey, San Luis Potosí y el DF. Cuando inició ese viaje su salud ya estaba mermada por la enfermedad, pero fue evidente su esfuerzo y su gusto por leer ante un público que le mostraba su admiración y cariño. Acaba de terminar el libro de poemas, Rastreos, que saldría unas semanas después de su muerte.

Ediciones Sin Nombre, su principal casa editorial en México, ya le había propuesto hacer la edición de sus Cuadernos, cuyo primer tomo había aparecido en España unos años antes, y reunir algunas de las mejores entrevistas que le habían hecho. El resultado es la aparición hoy de El tiempo en los brazos, primer volumen, y Apalabrarse, conversaciones con Tomás Segovia. Para celebrar al poeta y escritor Ediciones Sin Nombre convoca a sus amigos y lectores a recordarlo, con motivo de la presentación de ambos volúmenes, con una conversación entre Christopher Domínguez Michael, Eduardo Vázquez Martín y José María Espinasa.

El tiempo en los brazos, cuaderno de apuntes que el escritor llevó desde 1950, y cuyo primer tomo se cierra en 1983 (el segundo será publicado este año) es un libro de gran calado y múltiples resonancias: meditaciones sobre la vida, el sentido de la escritura, el amor, la métrica, la lectura y el devenir se entremezclan para entregar al lector una visión no sólo personal sino de gran personalidad. Por su lado Apalabrarse constituye, a través de las conversaciones con otros escritores y artistas, forma un retrato de sus intereses más inmediatos y actuales. Dos caras posibles de una moneda de infinitos rostros.

Los asistentes podrán leer un poema de Tomás Segovia para celebrarlo.

¡Compartir!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someonePrint this page